Ejemplo de Metáfora

Utilizar metáforas para expresar los pensamientos o emociones es una forma de enriquecer nuestro lenguaje. A continuación veremos las diversas clases de metáforas. Muchas de ellas son utilizadas comúnmente y otras forman parte de creaciones literarias, como en las poesías

 

Definición: Una metáfora es una expresión relacionada a un objeto o idea particular pero que se aplica a otra palabra o frase para dar a entender que hay una similitud entre ellas.

Por ejemplo, cuando decimos que, “Tus ojos son dos luceros”, nos estamos refiriendo a que los ojos de una determinada persona tienen un brillo igual a dos luceros.

De esta forma tenemos que la metáfora es el uso de la palabra “luceros” para resaltar que dichos ojos son hermosos.

Tipos de metáforas

Existen metáforas comunes, puras, de complemento, y otras. Cada tipo de clasifica de acuerdo a la forma en que está construida la oración. En el primer ejemplo se trata de una metáfora común , tus ojos son dos luceros.

En la misma existen dos términos que se relacionan para formar la metáfora:

Un término A: ojos Un término B: luceros

Se dice que es común porque existe una relación entre ambos términos, es como decir A es B. Una metáfora de complemento preposicional, es distinta ojos de cristal. La preposición de impide que exista una directa relación entre ambos términos, por tanto, no es común.

Ejemplos de metáforas en nuestra vida diaria

Prestando un poco de atención veremos que en más de una ocasión habremos utilizado algunas metáforas para expresarnos o transmitir alguna idea. Cuando oímos a alguien decir: “llegué volando del trabajo”, en realidad lo que deseamos expresar es que esa persona ha llegado presurosamente de su puesto de trabajo.

Muchas veces recurrimos a las metáforas incluso para insultar y ofender. Si nos burlamos de algún amigo por algo que haya hecho, quizás más de una vez le hayamos dicho, “eres un burro”. Aquí también la metáfora está presente porque estamos comparando a nuestro amigo con un animal, queriendo realmente dar a entender que el mismo es tonto.

La diversidad de las metáforas que podemos usar es inmensa.

De esta forma, vemos que su función no consiste en una mera combinación de palabras o frases. Su finalidad es, simplemente, usar ciertas palabras en vez de otras porque de esa manera nos sentimos más cómodos para expresar lo que deseamos comunicar.

La metáfora en la literatura

Habíamos dicho que las metáforas nos ayudan a enriquecer nuestro lenguaje y a expresarnos mejor. Es precisamente en el campo de la literatura en donde encontramos que los escritores han sabido sacar gran provecho de este recurso.

La metáfora es muy utilizada en los diferentes géneros literarios. Poetas, ensayistas, narradores, todos ellos se valen de las metáforas en la creación de sus obras.

En el siguiente poema de Pablo Neruda, podemos encontrar varios ejemplos de metáforas:

Te recuerdo como eras en el último otoño. Eras la boina gris y el corazón en calma. En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo. Y las hojas caían en el agua de tu alma.

En estos versos el poeta recurre a la metáfora para expresar la forma en que recuerda a su amada. Habla de “las llamas del crepúsculo” para graficar con un estilo lírico la belleza de los ojos de esa persona.

La metáfora también es empleada en otros tipos de estilos literarios. Memorias, ensayos, narraciones, y otros géneros poseen un rico contenido de figuras metafóricas.

Así, por ejemplo, leemos en las memorias de “William Clark Styron”, “”Esa visible oscuridad”, (1990), frases como “Ninguna brisa se agita en este caldero, porque no hay escape de su sofocante prisión”.

En el ámbito literario, la interpretación de este tipo de metáfora corresponde en mayor parte al lector y también depende del contexto en el cual lo emplea el escritor. Por ejemplo, la palabra “caldero” podría simbolizar el tormento que vive el autor como consecuencia de una depresión u otro estado de ánimo que atraviesa en ese momento.

Copyright © Como hacer bien un ensayo - 2015.

Back to top