Como escribir un verso

Prosa y verso no dejan de ser dos formas distintas de escribir y ambas nacen, paradójicamente, de la lengua oral. La prosa nace del uso natural de la lengua para expresar conceptos; hacemos una traslación al texto y lo modificamos según nuestra intención, conformando así los diferentes tipos de textos posibles.

 

A veces, prosa y verso se definen por oposición, el verso es medida, cadencia, rima, musicalidad, ritmo, etc. Y la prosa, por contraposición, es llana, natural, sin medidas especiales o cadencias determinadas como tienen los versos.

Prosa y verso: diferencias de estructura

La poesía es el uso de la lengua con ciertos presupuestos implícitos: hay un yo poético, una actitud lírica que genera texto con sentimientos o emociones, incluso sensaciones; también temas y objetos tópicos, además de unos recursos estilísticos propios, como la rima o la métrica.
Prosa y verso se encuentran en una especie de híbrido, llamado prosa poética, que tiene algunos elementos de la poesía, pero sin las atribuciones de la métrica ni de la rima. La prosa se escribe en toda la línea, mientras que los versos cuentan sus sílabas y se agrupan en estrofas.
Una serie de estrofas forman un poema, y una serie de poemas, con temática similar, forman un poemario, o sea, lo que sería un libro de poesía. A veces se usa "poemas y poesías" como sinónimos. Pero el uso más adecuado es referirse a la poesía como un género literario y al poema como el instrumento usado por el poeta para "fabricar poesía".

Más diferencias entre prosa y verso

La prosa es el lenguaje oral mismo y, cuando es más elaborado, se utiliza por ejemplo en la oratoria de políticos o conferenciantes, sobre cualquier tema. Cuando se la usa en un contexto literario, es decir, para una creación literaria, hablaremos de prosa literaria.
El verso, o la poesía, aunque puede tener un reflejo oral (poemas para recitar en público y otros usos parecidos), es una construcción puramente literaria, donde los especialistas, los poetas, usan toda una serie de recursos estilísticos, decantados durante siglos, para diferenciarse unos de otros. Sin embargo, cuando pueden agruparse unos determinados miembros, por afinidades estilísticas y/o temáticas, se habla de "movimientos poéticos", como el simbolismo, romanticismo, surrealismo, etc.
Por tanto, prosa y verso son como las dos caras de una misma moneda, las de la lengua (escrita u oral), utilizadas en distintos contextos y situaciones para crear modelos diferentes, desde el uso más coloquial al más elaborado o literario.

Las características del verso.

La prosa. Es la forma más natural de escribir. Se puede contar un hecho de varias maneras diferentes. Cuando se escribe en prosa se ocupa toda la línea.

Por ejemplo:

Era el mes de mayo. Hacía calor y los trigos comenzaban a crecer. El campo estaba lleno de flores y los pájaros cantaban. Los enamorados paseaban.

El verso. Es una forma especial de expresarse. Es más difícil que la prosa, ya que los textos en verso presentan unas características especiales que crean un ritmo y musicalidad específicos en esta forma de contar cosas.

Medir un verso es contar las sílabas que tiene (métrica)

Lle- gé- con- tres- he-ri-das 1 2 3 4 5 6 7

La rima. Es la semejanza de sonidos que se da a partir de la vocal tísica de la última palabra de cada verso.

Las trompas guerreras resuenan;
de voces los aires llenan.
Aquellas antiguas espadas,
aquellos ilustres aceros,
que encarnan las glorias pasadas.

Si se repiten vocales y consonantes en el mismo orden se dice que la rima es consonante o perfecta.

érase un hombre a una nariz pegado;
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada bien barbado.

Si la repetición sólo afecta a las vocales, se llama rima asonante.

En la mitad del barranco
las navajas de Albacete,
bellas de sangre contraria
relucen como los peces.
Una dura luz de naipe
recorta en el agrio verde,
caballos enfurecidos
y perfiles de jinetes.

Tipos de versos

De arte menor. Son los que tienen ocho sílabas o menos.
Bisílabos :2 sílabas
Trisílabos: 3 sílabas
Tetrasílabos: 4 sílabas
Pentasílabos: 5 sílabas
Hexasílabos: 6 sílabas
Heptasílabos: 7 sílabas
Octosílabos: 8 sílabas

De arte mayor. Son los que tienen nueve sílabas o más.
Eneasílabos: 9 sílabas
Decasílabos: 10 sílabas
Endecasílabos: 11 sílabas
Dodecasílabos: 12 sílabas
Tridecasílabos: 13 sílabas
Alejandrinos: 14 sílabas

Análisis de la rima

Para analizar la rima de un poema hay que poner detrás de cada verso un número y una letra.

El número. Indica la medida del verso, es decir, el número de sílabas que tiene.

La letra. Indica la rima. Todos los versos que riman entre sí, llevarán la misma letra. Se utilizan letras mayúsculas para los versos de arte mayor y minúsculas para los de arte menor.

Cuando un verso no rima con otro se dice que es un verso libre

Elige un asunto o tema.
Tal vez quieras escribir un poema acerca de tu hermano recién nacido o tu roca mascota favorita. También puedes centrarte en un suceso específico como tu última fiesta de cumpleaños, o un tema como el amor, ira o tristeza. Si tienes problemas para elegir un tema, prueba con cerrar tus ojos y visualiza sucesos, personas u objetos que sean significativos para ti. Selecciona uno que destaque, particularmente si es uno con el que tengas un vínculo emocional.
Piensa en cómo te gustaría abordar el tema o asunto. ¿Vas a escribir desde un cierto punto de vista, como en primera o tercera persona? ¿Te vas a centrar en una escena específica o vas a escribir de forma más general sobre algún tema?
Puede ser útil decidir por adelantado qué quieres decir sobre el tema; si escribes sobre una mascota querida que murió, es posible que tu objetivo sea volver a capturar la personalidad y carácter de tu mascota en el poema.
También podráas considerar cómo puedes escoger ciertas palabras o frases para describir el asunto, situación o tema que trates de reflejar. Por ejemplo, si tratas de describir una escena de lucha, podrás usar palabras cortas con consonantes fuertes como cortar, pegar, golpear, patear, picar, pinchar, saltar. Ten en cuenta las palabras largas con sonidos suaves, así como las pausas entre líneas o palabras que causarán que el lector no vaya rápido.

Escribe una lista de imágenes o palabras clave que se relacionen con tu asunto o tema.
Dado que no necesitas preocuparte mucho sobre la rima, métrica o estructura, siéntete libre de explorar tu tema y escribe tantas imágenes y descripciones que se te ocurran.  Por ejemplo, si describes tu última fiesta de cumpleaños, podráas empezar al describir quién estaba en la fiesta, los regalos que recibiste y cómo te sentiste durante la fiesta. Otra alternativa es escribir un poema sobre tu roca mascota e imaginar cómo la roca percibirá el mundo.
Si te bloqueas por cómo describir un cierto suceso o sentimiento, usa descripciones sensoriales que exploren la vista, tacto, gusto, olfato y tacto. De manera que en vez de solo escribir: "Apagué las velas", podrás incluir detalles sensoriales como el calor de las velas en el pastel, el olor de la cera quemándose y la forma en la que se verán las velas en el pastel justo antes de apagarlas.

Elabora un primer borrador

Usa la lista de palabras clave para que te ayude a describir una escena o explorar un tema. Céntrate en usar recursos como metáforas, símiles, aliteraciones y personificaciones. Estos recursos te ayudarán a crear un poema de verso libre más efectivo y fuerte.

No te preocupes mucho por elaborar un primer borrador perfecto, ya que lo editarás y corregirás en el siguiente borrador.

Corrige y edita el borrador. Lee el primer borrador en voz alta y anota las líneas o secciones que tienen cierto ritmo o tono, así como cualquier línea donde una palabra o frase suene apagada o sosa.

Mira los lugares donde podrás aumentar o mejorar una descripción. Por ejemplo, en vez de decirle al lector "ellos estaban felices", podrás usar una descripción más visual, como "ellos tenían grandes sonrisas".

También recuerda que la poesía no requiere el uso de oraciones completas, así que "ellos tenían grandes sonrisas" podrá reducirse a "tenían grandes sonrisas". Un poema puede tener lógica sin usar oraciones completas.

Piensa en cómo las pausas entre palabras o líneas afectan el significado del poema. Si describes un paseo en montaña rusa, tal vez quieras jugar con la estructura de la línea y subir o bajar palabras en la página. O si describes un momento en el que te sentiste atrapado o claustrofóbico, quizás quieras resumir las líneas de forma que aparezcan como un solo bloque de texto.

Lee el borrador final a alguien más antes de entregarlo. Puede ser difícil ver tu poema con suma atención, especialmente si has trabajado duro en él y has elaborado varios borradores. Así que no temas leerlo en voz alta a un público dispuesto y escucha sus comentarios.

El objetivo es crear un poema de verso libre que explore tu asunto o tema de una forma única que suene bien y tenga emoción o sentimiento. Asegúrate de preguntarle a tu público si cree que tu poema tiene todos estos elementos.

Comprende la estructura del poema de verso libre

No dudes en expresarte, pero no olvides de que aún escribes un poema. Técnicamente, no existe una estructura fija de un poema de verso libre, ya que no hay reglas sobre la métrica o esquema de rima. De esa forma, tienes la libertad de expresarte en casi cualquier manera que puedas imaginar. Sin embargo, algunos poetas alegan que la falta de reglas en realidad puede ser más difícil y exigente, tal como lo hace el poeta Robert Frost al describir la dificultad de componer un poema de verso libre como "jugar tenis sin red".

Si bien no hay reglas para el poema de verso libre, aún es una forma de expresión artística, así que es importante crear emociones e imágenes llamativas que tu lector pueda ver y sentir, y expresarte de forma clara.

Mira varios ejemplos de poesía de verso libre efectiva. Muchos poetas han usado la amplitud de la forma para su provecho y han abordado la poesía de verso libre de una forma única y propia.

Analiza otros versos a manera de ejemplos. Lee los ejemplos en voz alta y considera de qué forma son efectivos. ¿Tienen cierto ritmo o métrica a pesar de aparecer como verso libre y sin usar rima? ¿Crean imágenes fuertes a través de la descripción, elección de palabras o cierto modo o humor?

Identifica cualquier metáfora o símil. Piensa en cómo funcionan de forma efectiva para revelar los detalles o crear imágenes asociadas al tema del poema.

Anota cualquier ejemplo de aliteración, que es un recurso literario donde el primer sonido en una serie de palabras es el mismo. La aliteración es una forma en la que el poeta puede crear un sonido, sentimiento, humor particular en el poema. Por ejemplo, en el poema "En alta mar a bordo de navíos" de Whitman, hay dos ejemplos de aliteración en la primera línea del poema "navío navegue" y "céfiros canten, que después fijan el tono del resto del poema.

Identifica cualquier personificación. La personificación es un recurso que toma un objeto inanimado y lo describe como si estuviera animado o tuviera vida. Por ejemplo, en "Niebla" de Sandberg, la niebla es personificada como si tuviera "mullidas almohadillas de gata" y en "Poema de invierno" de Giovanni, el copo de nieve es personificado como "feliz" y a los otros copos de nieve se les trata como "sus primos y hermanos".

Considera si el poema hace una pausa con la forma tradicional de un poema lineal, y cómo la forma del poema se suma al significado general o al tema del poema. Por ejemplo, en el poema "Justamente-" de E.E. Cummings, la separación de las líneas de forma que hay más espacio entre ciertas palabras y la disposición de ciertas palabras de forma que se mueven por la página sugiere una cierta variabilidad o desplazamiento hacia abajo en el poema.

Copyright © Como hacer bien un ensayo - 2015.

Back to top